7/11/12

Ilustres bordadoras


A menudo me topo con alguien que opina que el interés por las labores tradicionales de toda la vida, es algo despectivo para la mujer. Cuesta hacer entender que no tiene nada que ver, que es una iniciativa  motivada por otras razones, y sobre todo, que elegir lo que quieres hacer es la mayor expresión de libertad individual.

Además, este movimiento contiene una vertiente artística que apenas se tiene encuenta; de hecho, nuestras abuelas, "atadas" a una silla cosiendo por obligación( o no) eran unas artitas, quizás, sin ser consciente de ello.

Para demostrar, aunque no sea necesario, que "esto" no tiene edad ni motivaciones concretas, vamos a enfrentar a generaciones de mujeres que bordaban y bordan, porque les gusta y porque es su forma de crear.



Mariska Karasz, nació en Hungría a finales del siglo XIX, y emigró a Estados Unidos a principios del siglo siguiente. Trabajó en el mundo de la moda, y en un momento determinado, decidió enfocar su carrear al arte, y en concreto a la técnica de bordado.  Podemso conocer su obra de primera mano a  través de "Adventures in Stitches", que escribió ella misma, y que se encuentra disponible en Amazon.(Gracias a Lanapelana, que me ha descubierto a esta diseñadora).



Regresando del pasado, nos encontramos en el siglo presente con Yolanda Andrés, que aprendió a bordar de niña, y que ha volcado toca su creatividad en ilustraciones creadas entre puntadas sobre loneta. Ciervos, platos decorados, estanterías, cámaras fotográficas, etc, forman parte de sus primera colección, que pronto se expondrá en la galería madrileña Mad is Mad.


Imposible no mencionar a Clara Montaguat, más conocida por ser integrante de las Lana Connection, escribir en su blog Paseando Hilos, y , por supuesto, ser una reputada directora artística de publicaciones. Además, es una de las "maestras bordadoras" que más viaja(recientemente estuvo en Sevilla) impartiendo y descubriendo que esto del bordado no es nada "anticuado"(casualmente hoy, habla de ello en su blog,).



Lo de Laura Ameba es una historia profunda, de cómo el arte(al igual que la lectura) no redime de nuestros propios fantasmas. Todo empezó con una aguja "mágica" hecha a mano por abuelas en Chile, su ciudad natal; un mal día la rescató para hacer un regalo: bordar una portada (quiere llegar a bordar 100 y su evolción la podéis ver en pinterest). Desde entonces la vida de Laura ha cambiado mucho, también imparte cursos de bordado con aguja y expuesto en países tan lejanos como Japón.

6 comentarios:

www.idoproyect.com dijo...

Me encanta el post de hoy!!!

agnes szucs dijo...

Wow. these are so nice! I love embroidery.

xoxo
agnes / iiiinspired
:)

amoro craft dijo...

Me encanta el post!!
Un saludo

♡ http://amorocrafts.blogspot.com.es/

Marta dijo...

Como para no amar el bordado...otra de mis pasiones.... un beso

Sonia Otero dijo...

A Yolanda Andrés la conocía, las otras no, son estupendas, su trabajo me parece espectacular!!!

María José Maleno dijo...

Me encanta este post, sera porque el bordado es mi pasion.
Un saludo

Quizá también te interese